“LOS FRÍOS DEDOS DEL MIEDO”

El escritor José Garrido Villanueva, natural de Vianos, ha publicado recientemente su primer libro titulado “Los fríos dedos del miedo”, una obra cargada de miedo y misterio que no dejará indiferentes a sus lectores y que durante estos días se esta presentando en la feria del libro de Valencia.
José Garrido, un apasionado de la literatura, se inicio en el ‘arte de escribir’ muy joven. Sus inicios estuvieron marcados, en su mayoría, por la lírica y la poesía, pero poco a poco el mundo del terror y del misterio embargaron su pluma y sus composiciones.
José, en Vianos, nunca perdió su pasión por hacer aquello que le llenaba: escribir. No tuvo la oportunidad de estudiar, y tampoco de conocer mundo, algo que es clave para muchos escritores, pero que quizás sea lo que hace a nuestro protagonista diferente a todos ellos. Su trabajo, esfuerzo e ilusión se han visto recompensados con la publicación de su primer libro: LOS FRÍOS DEDOS DEL MIEDO.
“Los fríos dedos del miedo” es una obra compuesta por una colección de relatos ambientada, sobre todo, en zonas rurales. No solo se trata a veces de terror visceral: ese que nos paraliza cuando sentimos que nuestra vida está en peligro; también de ese otro más sutil, que penetra a través de nuestra imaginación cuando notamos que algo siniestro se mueve en nuestro entorno, como un escalofrío que nos alborota los pelos de la nuca igual que una leve brisa agita las hierbas que crecen entre las tumbas de un cementerio abandonado…
El miedo tiene la virtud de igualar a los hombres por su parte más rastrera, porque saca a relucir sus instintos más bajos. De una persona asustada se puede esperar cualquier cosa. Por eso el miedo es poderoso. Y no se puede dominar. Circunstancia que nuestro autor refleja a la perfección en su obra.
Este libro se suma y contribuye al enriquecimiento del amplio bagaje cultural del que goza y presume nuestra tierra. Démosle una oportunidad y dediquemos una parte de nuestro tiempo en sumergirnos en las historias que se esconden entre sus páginas.
Puedes obtener el libro en http://www.bohodon.es/libro.php?id=645&tag=los-frios-dedos-del-miedo

XLI Concurso Literario
del Molino de Viento

“La Bella Quiteria”

Los propietarios de este molino convocan la XLI edición de este ilustre concurso literario.

Hasta el día 31 de Mayo se encuentra abierto e plazo de presentación de obras, Tras las deliberaciones del jurado, los premios se entregarán el día 2 de Julio  en una fiesta que se celebra a las 7 de la tarde, a la sombra del molino. Y en el cual se dan cita numerosas personas, amigos, poetas y todos los amantes de estas artes. Los autores leen sus obras premiadas y a continuación para todos hay una merienda, a base de productos típicos de la localidad. Tras la merienda se forman tertulias, todo ello hace que los asistentes pasen una tarde inolvidable bajo la sombra del molino de la “Bella Quiteria”.

Los escritores premiados recibirán trofeos hechos expresamente para la ocasión por el prestigioso ceramista conquense Adrián Navarro Calero. También una pieza de cuchillería artesana albacetense.

Este concurso desde el tercer año de su inicio es de ámbito nacional y enseguida llegó a ser de ámbito internacional, habiéndose otorgado premios en sitios como Luxemburgo, provincia de Argentina y de Méjico, siendo cada año mayor el número de participantes que para este certamen se dan cita.

CRUZ DE MAYO 

hqdefaultEl día 3 de Mayo, varias localidades de la comarca celebran el día de la Cruz de Mayo.
Según el lugar de celebración suele tener varias formas, así: en Peñas de San Pedro y Villaverde del Guadalimar, las cruces se bañan en las fuentes y con ellas se bendicen los campos; en Villapalacios, con gran tradición, se visten altares , en las casas presididos por una Cruz o un Rosario sacando de las arcas y exhibiendo los mejores ajuares; en El Ballestero, los particulares, encienden velas y mariposas de aceite, a veces durante todo el mes; en Alcaraz, durante varias jornadas se celebra “El Rezo”, una antigua oración que se transmite de generación en generación.
También es una fiesta de tradición pagana que en Alcadozo, Povedilla y Viveros, consiste en escribir en suelos de calles y fachadas, piropos a las mozas casaderas o fiesta que los niños de Pozohondo aprovechan para solicitar donativos.
Lezuza y Balazote, son también dos municipios en los que la Cruz de Mayo tiene gran tradición, en la primera coincide con sus fiestas, el día dos se celebra la danza de “Vestir al palo”, una de las más antiguas de la provincia de Albacete;  y en la segunda, Balazote, el día 3,  se decoran las calles con arcos vegetales bajo los cuales procesiona Santa Mónica, patrona de la localidad.
La fiesta se conmemora también rindiendo cultos a la naturaleza, en algunos lugares de la sierra por ello antiguamente se adornaban árboles o se hacían cruces en los campos entrelazando cebadas y arbustos. Foto:  Fiestas de Mayo de Lezuza. Danzantes. Ceremonia de Vestir al Palo.

Semana Santa de El Bonillo

La Semana Santa  del Bonillo tiene como nota más peculiar la participación de toda la población que  compone cada una de sus siete s cofradías y bandas de música. Este grupo de gente engloba a un alto porcentaje de los habitantes de El Bonillo. Toda familia bonillera tiene a un gran número de familiares que participa de manera directa o indirecta en la Semana Santa. De ahí que el resultado sea una serie de eventos y momentos tan pintorescos y característicos lo que con gran  esfuerzo y  muchas años de entrega desinteresada que  ha llevado a conseguir la declaración de interés turístico regional para estas fiestas.

procesion santo entierro el bonilloLa procesión más emotiva de la localidad, si tuvieramos que destacar alguno de los dieciseis actos que se celebran en Semana Santa es la del Viernes Santo o del Santo Entierro en la que participan la totalidad de las cofradías de la localidad. Todas comienzan a las diez de la noche partiendo de la Iglesia de Santa Catalina.

Museo-Etnografico de Ossa de MontielMuseos

Según ha informado el diario La Tribuna de Albacete, recientemente la última estadística publicada por el Ministerio de Educación y Cultura, relativa al año 2014, cifra en 39 los museos y colecciones museográficas reconocidas en la provincia de Albacete, 10 de las cuales se encuentran en la comarca de la Sierra de Alcaraz y Campo de Montiel.

Destaca la colección arqueológica de Libisosa, ubicada en el Centro Cultural Agripina, el museo etnográfico de Tiriez, considerado el más antiguo de la provincia, el de Munera, el de Pinilla, en Viveros y el de Ossa de Montiel, En iglesias se pueden encontrar colecciones museográficas en varias localidades, así en Alcaraz, destacan varias obras de Salzillo, En El Bonillo la colección de arte sacro de la parroquia del Santísimo Cristo de los Milagros donde destaca el Cristo con la Cruz de El Greco y pinturas de Ribera- o el museo parroquial de Peñas de San Pedro.
La comarca también cuenta con varias salas de exposiciones temporales, ubicadas prácticamente en todas las localidades, en este caso destaca la de la casa de la Vicaría de Alcaraz, con la exposición denominada “Del Islam al Concejo Castellano” conmemorativa del VIII centenario de la Conquista de la localidad por el rey Alfonso VIII.
En nuestro entorno cabe mencionar en Riopar el Museo de las Reales Fabricas y el Centro de Visitantes del Parque Natural de los Calares del Río Mundo y la Sima, que cuenta con una oficina de información en Villaverde del Guadalimar.
Para visitar alguno de ellos es necesario concertar previamente la visita, desde el centro de visitantes comarcal te facilitamos toda la información. Puedes solicitarla a través del correo electrónico
contacto@ecomuseo.info o mediante en el telefono 608 765 412

LOS CLAMORES DEL VIENTO

“Los clamores del viento” obra de Celso Peyroux
20161225_125439-1“Los Clamores del Viento” es el título de esta pautada colección personal de composiciones del periodista Celso García Díaz (San Martín de Teverga, Asturias, 1944), formado profesionalmente entre España y Francia.
Su obra se vincula sobremanera a la promoción cultural y turística, área que conoce bien, pues ha sido director del Departamento de Ordenación y Promoción del Turismo del Principado de Asturias.

Miembro de la Asociación Colegial de Escritores y de la Asociación de Escritores y Periodistas de Turismo, la bio-bibliografía de Peyorux se complementa con unas quince obras distribuidas, por géneros, entre el ensayo y la indagación histórica, la recopilación etnográfica autóctona, las guías turísticas, la narrativa (larga y breve) o la poesía.

Los clamores del viento es el resultado de la relación que un hombre septentrional ha mantenido con la realidad albaceteña de la sierra de Alcaraz. Tras cuatro años de intensivo trabajo de recopilación, absorción, aclimatación y tratamiento artístico, Celso Peyroux ha traducido en su verso de reminiscencias puristas el cúmulo de sensaciones que el paisaje y paisanaje manchego le han ido labrando en la memoria y los sentidos, unido a su mantenido interés por los usos y costumbres tradicionales, apartado etnológico y etnográfico que no se escapa a las pretensiones líricas del poemario, y que el poeta recoge con mimo y traslada a su recreación literaria con todo el respeto y admiración que la situación y el contexto le demandan.

Consciente de la estela que le ha precedido, Peyroux ha tenido presente el rico trabajo desarrollado por folcloristas provinciales como es el caso de Francisco Mendoza Díaz-Maroto y su obra Introducción al romancero oral en la provincia de Albacete.

El autor, según confesión propia, elaboró sus romances, que a la postre son los de la comunidad de la que salieron embrionarios, «hablando con las gentes del lugar que me contaron algunas leyendas, cuentos y anécdotas de la sierra»; recoge, pues, en cierto sentido el aliento juglaresco con el que fueron difundidos los viejos romances castellanos.
El libro fue editado por el Ayuntamiento de Peñascosa y el Grupo de Desarrollo Rural de la Sierra de Alcaraz y Campo de Montiel.