TURISMO DE AVENTURAS

VISITAS GUIADAS A LA CUEVA DE MONTESINOS

via-ferrata-acceso Las vías ferratas son rutas equipadas que recorren paredes, desfiladeros y acantilados, A mitad de camino entre el ‘trekking’ y la escalada, recorren paredes, desfiladeros y acantilados mediante recorridos verticales.
Están de absoluta actualidad considerándose una experiencia excitante a medio camino entre el ‘trekking’ y la escalada.
Su origen, en el Valle de Ordesa, hace ciento veinte años han motivado la apertura de cientos de estos itinerarios en enclaves naturales de todo el mundo, de los cuales hay más de 2000 en Europa.
Las vías ferratas hay que distinguirlas de las vías de escalada. Mientras éstas sólo utilizan la equipación de la pared como elemento de seguridad, las ferratas lo usan para progresar. Su equipo más frecuente son peldaños de hierro, clavijas, cables, pasamanos, puentes y pasarelas. Adaptadas al terreno, de fácil acceso, su adaptación a todos los públicos dada la seguridad de su recorrido y la sensación de riesgo que producen las ha puesto de moda y es el último grito de los deportes de aventura en el medio rural.via-ferrata-alcaraz
La técnica para recorrerlas consiste en ascender por una pared ayudándose de peldaños, escalas, cuerdas… en algunos casos están dotadas de puentes tibetanos y pasarelas instaladas previamente. Junto a ellos hay un cable que está clavado a la pared cada cinco o siete metros. Es la llamada línea de vida, a la que se enganchan los ferraristas como elemento de seguridad. En caso de caída quedarán colgados del último punto donde el cable esté cosido a la pared. La dificultad la marcan los tramos verticales, extraplomados y techos, que exigen más fuerza física para superarlos y equilibrio emocional para vencer la sensación de vacío y vértigo. En ocasiones no hay peldaños, debiendo utilizar repisas y agarres de la roca para subir. Las vías ferratas más difíciles exigen uso de cuerdas de escalada para rápeles, tirolinas y maniobras.
Están catalogadas por el nivel de dificultad, desde K1 a K7. A partir de K3, es necesario el acompañamiento de un guía.Una persona con nivel físico normal y sin experiencia está capacitada para recorrer una de nivel K3, para un grado más alto se necesita el acompañamiento de un guía.

 VISITAS GUIADAS A LA CUEVA DE MONTESINOS

La cueva Montesinos se trata de una cavidad cárstica de unos 80 metros de profundidad generada por procesos de disolución que las aguas de lluvia han originado en el roquero de la zona. En su interior existe un pequeño río. Grandes bloques de piedra se encuentran obstruyendo parcialmente la entrada quedando, no obstante, suficiente espacio para irse adentrando en el recinto subterráneo, prácticamente erguidos. Próxima al “umbral”, a la izquierda, esta la oquedad “portal” que en otros tiempos llamaban de los Arrieros, por guarecerse en ocasiones éstos a su paso por parajes, circunstancias de inclemencias climatológicas.

A partir de la mitad de la cavidad aparece la zona más amplia conocida como la Gran Sala, de cuyo techo han sido encontrados, multitud de murciélagos. Dentro de la misma se han hallado restos de útiles, que manifiestan la actividad humana desde tiempos remotos, como cuchillos y puntas de flechas de silex (microlitos), relacionados con trozos de hachas pulimentadas denominados por las gentes como “piedras de rayo”. Pertenecerían a hombres del Neolítico final y de los inicios de la Edad de los Metales. Del mismo periodo se han encontrado una fusa yola en la sala de entrada de la cueva.

La cerámica también se halla presente en pequeños fragmentos. Del metal parecen sellos, sortijas, aretes y abalorios como pinzas; las monedas aparecen al Alto Imperio, de Alejandro Severo, y también se han hallado pequeños bronces del Bajo Imperio, de Magnencio y Constancio. Esto nos demuestra que familias romanas o romanizadas, se asentaron hacia primeros del siglo de la era cristiana, aproximadamente, junto al lado de la caverna.

Miguel de Cervantes en su genial obra el Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha situó en las profundidades de esta cueva el más famoso encantamiento de la historia de la literatura, convirtiendo a distintos personajes literarios – la dama Ruidera y sus hijas – en río y lagunas.

En el capitulo XII de la segunda parte del Quijote es cuando llega el valeroso caballero Don Quijote de la Mancha a la Cueva de Montesinos acompañado de Sancho Panza y de un estudiante que les sirve de guía, primo del diestro licenciado, con gran pesar de Sancho, que siente haber dejado las Bodas de Camacho.

Cervantes introduce el motivo de las aves y su sentido moral, el burlesco de la poesía del antiguo romancero carolingio e igualmente crea una de las más bonitas leyendas con la aventura de la Cueva de Montesinos.

Montesinos dijo a Don Quijote : “Ven conmigo, señor clarísimo que te quiero mostrar las maravillas que este transparente alcázar solapa. De quien soy alcalde y guarda mayor perpetuo, porque soy el mismo Montesinos de quien la cueva toma nombre”.

Toda la historia transcurre en los capítulos XXII al XIV de la segunda parte del Quijote, que tratan de las admirables cosas que el valeroso caballero contó que había visto en su gran aventura en las profundidades de la gruta.

SERVICIO DE VISITAS
Horario de visitas.

De Martes a Domingo

de 10.00 horas a 14.00 horas
de 17.00 horas a 20.00 horas

Para cualquier consulta existen dos telefonos a disposición de los visitantes

627 430719 o 695 239793

SERVICIOS
Aparcamiento exterior – zona barbacoas-piscina – Lugar pintoresco – – Visita guiada a la cueva – Precio especial grupos de + 20 personas