LEY DE PROTECCIÓN DE DATOS


  • mayo 12, 2018
  • admon

Además de ser obligatorio para las empresas de la UE, el GDPR también se aplica “fuera de la UE si ofrecen las empresas ofrecen bienes o servicios o supervisan el comportamiento de personas que pertenecen a la Unión Europea”, de acuerdo con lo que se establece en el apartado de preguntas frecuentes en de la web del GDPR. “Se aplica a todas las empresas que procesan y mantienen datos personales de usuarios que residen en la Unión Europea, independientemente de la ubicación de la empresa”.

Cuando falta poco más de un mes para que esta normativa entre en vigor, las publicaciones sobre el cumplimiento del GDPR en los medios se multiplican y, en algunos casos, crea una sensación de pánico, especialmente sobre las cuantiosas multas que podrían arruinar a una pequeña empresa.

Estas multas tan altas que escuchas en los medios, solo se aplican ante incumplimientos graves del reglamento GDPR, pero con la información adecuada no tienes nada que temer. Sigue leyendo para ponerte al día y saber cómo prepararte para GDPR.

¿Qué es exactamente el GDPR?

El GDPR es el Reglamento General de Protección de Datos de la UE que entrará en vigor en la UE el 25 de mayo. Será trascendental para cualquier empresa que recopile, procese o utilice información personal. Las demás empresas de todo el mundo también se verán afectadas por esta nueva norma si trabajan con cualquier país de la UE como España. Es una gran cadena.

El GDPR es considerado como “el cambio más importante en la regulación de privacidad de datos en los últimos 20 años”.

Se estima que, con esta ley que unifica la regulación de datos en la UE, se ahorrarán $ 2.3 mil millones al año. La esencia de todo esto es que las empresas tendrán que recopilar datos personales de forma más segura.

El reglamento GDPR será algo bueno tanto para los usuarios como para las marcas.

Todos sabemos lo irritante que puede ser que compartan nuestros datos personales sin consentimiento. La ley se está poniendo al día con el mundo digital y la necesidad de proteger a los usuarios. El “derecho al olvido” del GDPR ” les da la posibilidad a los usuarios afectados de poder solicitar acceso a su información personal o que esta sea eliminada.