Nuevo decreto sobre casas rurales


  • diciembre 4, 2018
  • admon
Ampliar foto
El Consejo de Gobierno de la pasada semana ha aprobado el Decreto de Ordenación de Alojamientos de Turismo Rural en Castilla-La Mancha que, entre otras cuestiones, recoge un cambio en la categorización de casas rurales y apartamentos turísticos rurales basada en estrellas verdes –anteriormente espigas–. Se registra también un aumento de las categorías, de tal modo que la máxima ahora estará reconocida por cinco estrellas verdes.
 
Este cambio en las categorías es fruto del consenso de las comunidades autónomas y supondrá una mejora en la competitividad con respecto a otras regiones.
 
El objetivo de esta nueva norma, que sustituye a la anterior dada por el Decreto 93/2006, es ordenar los establecimientos que desarrollan actividad de alojamiento turístico en el medio rural de la región a fin de “aumentar la competitividad empresarial y establecer nuevas garantías para los usuarios”.
 
Según ha informado en nota de prensa el Gobierno regional, el Decreto consensuado introduce una nueva clasificación de los establecimientos de alojamiento turístico en el medio rural en seis modalidades: casas rurales, apartamentos turísticos rurales, explotaciones de turismo cinegético, explotaciones de agroturismo, complejos de turismo rural y alojamientos rurales singulares.
 
EXPLOTACIONES DE TURISMO CINEGÉTICO
Otra de las novedades del Decreto, es la inclusión en su ordenación de las explotaciones de turismo cinegético que hasta el momento carecían de regulación y, “con el objetivo de adaptar la actividad a los nuevos tiempos, se han suprimido requisitos innecesarios que presentaba la anterior regulación y se han establecido nuevos parámetros de calidad”.
 
Dentro del apartado de exigencias técnicas requeridas se introducen nuevas obligaciones como que los alojamientos turísticos cuenten con aire acondicionado o climatización y ventilación directa. También se establecen otras obligaciones como la de disponer de un cuarto de baño por cada cuatro plazas de alojamiento en caso de contratación íntegra y se regula la capacidad máxima para cada una de las tipologías de alojamientos turísticos.
 
Además, se establece un régimen de reservas, cancelaciones y precios que es el mismo que se aplica en el Decreto de ordenación de los apartamentos y viviendas de uso turístico de Castilla-La Mancha.