HOY LA HISTORIA SE REPITE


  • octubre 29, 2016
  • admon
Ampliar foto

MIGUEL DE CERVANTES: EL QUIJOTE. I, CAP. XVIII.

“Volvió a mirarlo don Quijote, y vio que así era la verdad; y alegrándose sobremanera, pensó, sin duda alguna, que eran dos ejércitos que venían a embestirse y a encontrarse en mitad de aquella espaciosa llanura. (…) Y la polvareda que había visto la levantaban dos grandes manadas de ovejas y carneros, que por aquel mesmo camino de dos diferentes partes venían…”.

Alfonso X fundó mediante privilegios el Honrado Concejo de la Mesta en 1273 como marco legal para todos los ganaderos del reino; ello significó el reconocimiento oficial de la trashumancia a gran escala dentro del marco de la monarquía feudal. A la par, se habilitaron rutas pastoriles específicas, recibiendo los nombres de cañadas reales, cordeles y veredas según su anchura legal, y conformando un mallazo viario que, en forma de vasos comunicantes, cubría la superficie peninsular.
Actualmente casi tres cuartas partes del ganado trashumante de las sierras de Alcaraz, Cazorla y Segura se dirige hacia el invernadero que tiene por núcleo a Sierra Morena Oriental utilizando esta red viaria. La más importante en nuestra comarca es la cañada real de Andalucía, aunque también hay otras cañadas reales como la de Murcia que atraviesa la zona de la Herrera o la de los Serranos en la zona de Munera y El Bonillo que atraviesa el casco urbano de Viveros en dirección Bienservida.
En Alcadozo tenemos la Vereda Real de Moriscote, el Cordel de Balazote, el Cordel del Almenara en Vianos, la Vereda de la Modorra en el Ballestero y el Cordel de la Mancha en Bienservida
Hoy un ganadero usaba la denominada Vereda de Peñascosa que transcurre junto a la Vía Verde camino de la antigua estación de Alcaraz.
Un pastor nos ha hecho una reflexión: “Si no se anda, el camino se pierde”. ¿Que diría D. Quijote?