SE AMPLIA EL LÍMITE DE PROTECCIÓN DEL PARQUE NATURAL DE LAS LAGUNAS DE RUIDERA


  • septiembre 13, 2017
  • admon
Ampliar foto

Las Lagunas de Ruidera declarada zona de especial conservación (ZEC) de la Red Natura 2000 en Castilla-La Mancha.

La declaración por parte del Gobierno Regional va acompañada de la aprobación de las medidas de conservación recogidas en un plan de gestión, que sean necesarias para responder a las exigencias ecológicas de los hábitats y las especies que motivaron la inclusión de estos lugares en la Red Natura 2000.

Asimismo se amplian los límites del espacio protegido, que pertenece la mayoria al término de Ossa de Montiel, proponiendose al Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente la incorporación de parcelas, en varios niveles de protección según su importancia para el humedal y que corresponde a los términos de Alcaraz, Viveros y El Bonillo, es decir, las Salinas de Pinilla, que forman parte del Humedal Manchego, protegido por el convenio Ramsar.
La finalidad de las propuestas de modificación es la de obtener una mejor representación de los hábitats y las especies de interés comunitario, excluyéndose aquellas superficies ajenas a la conservación de los mismos.
Las Lagunas de Ruidera constituyen una sucesión escalonada de 15 lagunas a lo largo de 35 km, unidas mediante cascadas, torrenteras y conexiones subterráneas. Su origen y formación, de gran originalidad y valor geomorfológico, se debe al represamiento de las aguas del curso superior del río Guadiana
por barreras naturales de travertinos o tobas calcáreas, creando un paisaje fluviolacustre singular en el contexto de la Península Ibérica. Complementando las características hidrogeológicas y
ecológicas de las lagunas de Ruidera se encuentran las Salinas de Pinilla, situadas en el extremo SE del espacio, que a diferencia del conjunto anterior, son temporales y salobres, lo que conlleva la aparición de una fauna y flora muy original y especializada. Así mismo, la presencia de encharcamientos y lagunas estacionales como la de Navalcaballo incrementa si cabe, la heterogeneidad, singularidad y representatividad del paisaje acuático del espacio, haciéndole merecedor de uno de los enclaves húmedos más importantes del centro peninsular.

Toda la información sobre el nuevo plan de gestion la puedes descargar  AQUI.